fbpx

Tormenteras para ventanas: Lo que debes saber.

Tormenteras en paneles de aluminio

Cuando se aproxima la temporada de huracanes, es importante estar preparados, y unas de nuestras mejores aliadas son, sin duda, las tormenteras para ventanas.

Las tormenteras se incluyen como una de las principales medidas de mitigación recomendadas por FEMA, para reducir los impactos catastróficos ante fenómenos naturales.

Existe una normatividad que regula la fabricación de tormenteras. En Puerto Rico se aplican los estándares de la Florida Building Commission, los cuales regulan las características que deben tener los materiales.

Algunos de estos códigos de fabricación incluyen el grosor mínimo que debe tener el aluminio, así como las pruebas de laboratorio que certifiquen su resistencia. Las tormenteras deben soportar impactos de viento de, al menos, 200 millas por hora.

Te recomendamos que, al adquirir tus tormenteras, puedas verificar con el fabricante que estas cumplan con dichos requisitos.

Las tormenteras para ventanas son, además, una excelente inversión. Se estima que por cada 1 dólar gastado en estas medidas de mitigación, se consigue un ahorro de 4 dólares en perdidas futuras

Tipos de tormenteras para ventanas

En el mercado existen varias opciones de tormenteras para ventanas. Algunos de estos sistemas son: las tormenteras tipo roll up, las tormenteras tipo acordeón y las tormenteras en paneles

Las tormenteras tipo roll up son una excelente opción para reducir el impacto visual. Están dotadas de una manivela manual suave o se pueden actualizar a la unidad de motor eléctrico totalmente sincronizada para una operación sin mantenimiento
Tormenteras para ventanas
Las tormenteras tipo acordeón, son ideales para las personas que no quieren preocuparse por tener que instalar manualmente paneles contra tormentas y quieren algo más fácil y conveniente.
Las tormenteras en paneles de aluminio son la mejor opción para quienes prefieren protección al menor costo.

Por último, pero no menos importante, no olvides hacer una revisión periódica de tus tormenteras, identificando componentes que deban ser reparados o cambiados.

Si vives en Puerto Rico y necesitas ayuda con tus tormenteras, no dudes en contactarnos, estaremos felices de darte una mano.